Efemérides

Muere Sergio, del duo Sergio y Estíbaliz

Se le conocía como Sergio, a secas, y hoy ha dicho adiós en el hospital San Camilo, en la localidad madrleña de Tres Cantos, después de luchar los dos últimos años contra una grave enfermedad, que le apartó de los escenarios. A su lado estaba Estíbaliz Uranga, su inseparable compañera durante más de cuarenta años, como esposa y como cómplice absoluta en su profesión musical.

Fotografía extraída de Google

Sergio y Estíbaliz se conocieron a finales de los sesenta, en un concierto, cuando ella tenía 16 años y él 20. Él, además de cantar, estudiaba Arquitectura Técnica.

Entraron en el grupo Voces y Guitarras, que más tarde se convertiría en Mocedades. La familia estaba muy presente, puesto que lo integraban varios miembros Uranga, entre ellos la cantante principal, Amaya.

ESCUCHA AQUI RADIO ARMÓNICA FM

Los ya novios se separaron de la banda en 1972 para formar un dúo, llamados sencillamente así, Sergio y Estíbaliz, con el que imprimieron un estilo muy personal a sus temas, de aires románticos y folk.

Estíbaliz era una dulce princesa hippy con largas trenzas, mientras que Sergio se derretía a su lado con miradas arrobadas y la acompañaba en segundo plano en la parte vocal y tocando la guitarra.

Fotografía extraída de Google

En 1973 publicaron su primer disco, Búscame, con el que obtuvieron críticas favorables y buenas ventas, y en 1975 llegó su gran oportunidad al ser elegidos para representar a España en el Festival de Eurovisión. Curiosamente, dos años antes, lo habían intentado también Mocedades con Eres tú, terminando en un magnífico segundo lugar.

Ellos participaron con el tema Tú volverás.

compuesto por Juan Carlos Calderón, quien trabajó con ellos en la mejor etapa de su carrera. Sergio y Estíbaliz finalizaron en décima posición y hasta llegaron a grabarlo en inglés, como You’ll Return.

En la década de los 70, Sergio y Estíbaliz ofrecieron una imagen imborrable de tono folk.

Poco después, a finales de 1975, celebraron su éxito con su propia boda. Con el tiempo tuvieron dos hijas, Allende y María, colmando los deseos que siempre manifestaron de formar su familia.

La pequeña, además, es la líder y cantante del grupo independiente Mäbu, con el que sigue la estela de sus padres.

Fotografía extraída de Google

Sergio y Estíbaliz, el día de su boda, el 9 de diciembre de 1975.

Su carrera sufrió los lógicos altibajos y algún intento fracasado, como cuando sacaron un disco en inglés, Beans, en 1979, con cambio de imagen incluido, siguiendo los cánones de la modernidad pop de esos años. Pero ellos se mantuvieron fuertes como pareja pese a que parecían languidecer en el negocio musical.

En 1985, Sergio y Estíbaliz sorprendieron dando un giro radical: editan el álbum Cuidado con la noche y arrasaron con la canción Cantinero de Cuba, escrita por Arturo Pareja Obregón.

El éxito, aquí y en Latinoamérica, les relanzó en una afortunada segunda etapa de su vida. Sergio, en particular, reapareció con una imagen muy distinta, presidida por una poblada barba encanecida y el pelo largo recogido en una coleta.

Fotografía extraída de Google

En 1993 dieron por finalizado el dúo, tan unido a su intimidad y a su carrera, y se integraron en el nuevo grupo El Consorcio, formado por algunos miembros históricos de Mocedades, con el que revivieron una nueva etapa de popularidad. Su último disco con ellos fue en 2008 y se tituló Querido Juan.

Sergio y Estíbaliz retomaron el proyecto Mocedades.

con una nueva formación, esta vez liderada por la imprescindible Amaya Uranga. Y en los últimos años, una vez más en estas idas y venidas musicales, la mayor parte de ellos resucitaron El Consorcio, con el que ahora se encuentran de gira de despedida.

Los problemas de salud de Sergio le obligaron a retirarse hace dos años y dejar un enorme hueco en el grupo. En 2013, durante un concierto de El Consorcio en Madrid como homenaje a Juan Carlos Calderón, fallecido poco antes, Estíbaliz se dirigió al público, y allí, quebrada por la emoción, afirmó: «Ahí, en alguna butaca, está mi chico, que no ha querido faltar este día».

Estos dos últimos años, Sergio ha hecho frente a su enfermedad, que no ha querido ser desvelada por la familia, volcándose también en la medida de sus fuerzas en otra de sus grandes aficiones, la escultura. La muerte del artista pone punto y final a su vida en común, pero no a su preciosa historia de amor.

Fotografía extraída de Google

En 2012, Sergio y Estíbaliz junto a los otros integrantes de la última formación de Mocedades, en unos premios de Periodismo.